Foto: Instagram

Foto: Instagram

El local nocturno cierra sus puertas como consecuencia de la crisis económica. Sus visitantes lamentan la noticia

Redacción. 

Los asiduos visitantes de El Duende Bar, el local nocturno de la calle Pobre Negro de Lechería, lamentan en las redes el cierre anunciado este lunes a través de un comunicado.

El establecimiento había pasado varios días cerrado y se esperaba que replantearan sus horarios de trabajo.

 

La nota de despedida deplora la “inseguridad jurídica, la falta de garantías en el cumplimiento de nuestros derechos como venezolanos trabajadores y el apoyo inexistente de entes gubernamentales, quienes además incrementan constantemente sus cobros de impuestos”.

Los dueños de El Duende Bar pidieron reflexionar sobre la crisis económica que golpea al país. “No diremos adiós del todo, nos vamos con la esperanza de regresar en mejores tiempos”, expresaron.

A continuación, el comunicado completo:

Tratamos de buscar las palabras adecuadas y la valentía para emitir éste comunicado, palabras que no quisimos decir jamás pues El Duende Bar está conformado por más de 30 personas plenamente identificadas con un proyecto que más que un espacio laboral y de entretenimiento significó un lugar de encuentro especial para la creatividad, el arte, la música y un sinfín de emociones entre la búsqueda por salir de lo común y olvidar la dura situación que actualmente atraviesa el país.

Haciendo referencia a la realidad actual Venezolana, debemos expresar que ante la inseguridad jurídica, la falta de garantías en el cumplimiento de nuestros derechos como Venezolanos trabajadores y el apoyo inexistente de entes gubernamentales quienes además incrementan constantemente sus cobros de impuestos nos vemos en la obligación de cerrar nuestros espacios.

Queremos agradecer a nuestra clientela, un público fantástico, a las bandas, artistas, poetas y amigos que formaron parte de éstos dos años y medio marcando huellas en la vida de tantas personas.

Queremos a su vez, reconocer el trabajo, dedicación y empeño de nuestros queridos duendes, un gran equipo de trabajo. Todos y cada uno de ellos guardará un lugar importante en la historia escrita.

Para finalizar, hacemos un llamado a la reflexión sobre ésta lamentable situación que cada día roza más sectores de la economía Venezolana, ésta vez nos tocó a nosotros. No diremos Adios del todo, nos vamos con la esperanza de regresar en mejores tiempos. Un gran saludo de agradecimiento a quienes apoyaron y disfrutaron de nuestro proyecto, siempre quisimos estar allí a pesar de la adversidad.

Hasta pronto duendes!

Fuente: http://elmercurioweb.com

Anuncios