8 Cosas Que Toda Persona Debería Hacer Antes de las 8 AM

La vida es algo com­pli­cada. Puedes estar sin­tiendo que alcan­zar tus sueños sea una tarea imposi­ble cuando tienes un tra­bajo de 8 horas, respon­s­abil­i­dades, deu­das y hasta hijos.

¿Cómo hacer para salir adelante?

Si decides no sacar tiempo de cada uno de tus días para pro­gre­sar y ser mejor, quedarás atra­pado en un cír­culo vicioso de días ocu­pa­dos, con­gestión y difi­cul­tades; y cuando menos lo pienses, estarás viejo y oxi­dado, pen­sando a dónde se fue la mejor época tu vida.

Estás acu­mu­lando tan­tos mañanas, que algún día lo único que te quedará son ayer vacíos”: Harold Hill

 

Recon­siderando tu vida y saliendo de un modo de supervivencia:

El obje­tivo de este artículo es que anal­ices toda tu con­cep­ción respecto a la vida, el único propósito es ayu­darte a sim­pli­fi­carla y que regre­ses a los aspec­tos fun­da­men­tales de esta. Porque a decir ver­dad, la vida de la may­oría de per­sonas está llena de cosas triv­iales y banales, sin impor­tan­cia y que gen­eran grandes nive­les de estrés.

Ellos están en modo super­viven­cia, ¿tú en qué modo estás?

La cuestión es muy sen­cilla, muy pocas per­sonas han tomado la decisión de asumir y ser respon­s­ables con su vida. Y esto se debe a que hace muchos años, la cul­tura y la sociedad hacían que la vida de unos dependiera de otros; y si bien los tiem­pos han cam­bi­ado, muchas per­sonas todavía siguen creyendo que así fun­ciona todavía.

Ahora, la real­i­dad ha cam­bi­ado. Hoy en día, tú eres el dueño de tu des­tino, de tus deci­siones y sus con­se­cuen­cias. Así que estás en la obligación de hacer elec­ciones, porque si no lo haces, alguien más va a venir y las tomará por ti. Además, recuerda:

La inde­cisión es una pésima decisión.COM­PARTE EN TWIT­TER

Así que si quieres cam­biar, aquí tienes una rutina matutina que ayu­dará a darle un cam­bio sig­ni­fica­tivo y rápido a tu vida. Es bas­tante sencilla:

  • Lev­án­tate
  • Entra en tu zona
  • Muévete
  • Pon el pie derecho
  • Prepárate
  • Inspírate
  • Ten per­spec­tiva
  • Haz algo que te mueva adelante

1. Duerme 7 horas o más:

Dormir es igual de impor­tante que comer y que tomar agua, y si bien nadie duda de su ben­efi­cios, exis­ten mil­lones de per­sonas que no lo hacen ade­cuada­mente y exper­i­men­tan todos sus efec­tos negativos.

La NSF (National Sleep Foun­da­tion por sus siglas en inglés) real­izó var­ios estu­dios que rev­e­laron que, al menos 40 mil­lones de esta­dounidenses sufrían más de 70 tipos de trastornos de sueño; y no fue solo eso, 60% de los adul­tos, y el 69% de los niños, ha exper­i­men­tado prob­le­mas para dormir durante varias noches durante la semana.

Adi­cional­mente, más del 40% de los adul­tos exper­i­men­ta­ron sueño durante el día, el cual inter­fiere con sus activi­dades diarias y productividad.

¿Te has pre­gun­tado qué pasaría si duer­mes las horas sufi­cientes? Aquí están los beneficios:

  • Incre­mento de la memoria
  • Vivir más tiempo
  • Reduce las inflamaciones
  • Incre­menta la creatividad
  • Incre­menta la con­cen­tración y atención
  • Dis­min­uye la grasa y aumenta la masa mus­cu­lar con ejercicio
  • Dis­min­uye el estrés
  • Dis­min­uye la depen­den­cia a estim­u­lantes como la cafeína
  • Dis­min­uye el riesgo de accidentarse
  • Reduce el riesgo de depresión
  • Y todo lo que quieras imaginar…

En pocas pal­abras, todo lo que leerás a con­tin­uación no tienen ninguna impor­tan­cia si no duer­mes ade­cuada­mente. Es más, si te pre­ocupa lev­an­tarte todos los días a las 5 de la mañana y dormir tan solo algu­nas horas, porque así “serás más exi­toso”, puedes ver este video de Ari­anna Huff­in­g­ton, la fun­dadora de The Huff­in­g­ton Post, donde plantea que dormir menos no te hará más exi­toso.

Puedes uti­lizar estim­u­lantes para com­pen­sar tu falta de pro­duc­tivi­dad, pero esto no es sostenible en el largo plazo. Tú nece­si­tas dormir, y no solo unas cuan­tas horas, sino lap­sos de tiempo donde tu cuerpo pueda recu­perar toda su energía.


2. Ora y medita para tener clar­i­dad y abundancia:

Luego de tener una noche salud­able de des­canso y lev­an­tarte, la oración (inde­pen­di­en­te­mente de tu religión) y la med­itación son vitales para enfo­car tu día hacia lo pos­i­tivo. Recuerda:

Se expande aque­llo en lo que te enfo­casCOM­PARTE EN TWIT­TER

Ambas, la med­itación y oración, facil­i­tan inten­si­ficar tu grat­i­tud por todo lo que tienes. De hecho, la grat­i­tud con­siste en tener una men­tal­i­dad de abun­dan­cia, y cuando la tienes, el mundo se con­vierte en un lugar de posi­bil­i­dades y opor­tu­nidades infini­tas para ti.

Las per­sonas son imanes. Cuando eres agrade­cido por lo que tienes, estás atrayendo cosas pos­i­ti­vas y bue­nas. Tal y como planteó T. Harv Eker en su libro Los secre­tos de la mente millonaria

Los pen­samien­tos lle­van a sen­timien­tos. Los sen­timien­tos lle­van a acciones. Las acciones lle­van a resultados”

La grat­i­tud es tan impor­tante en tu camino al éxito que se le conoce como la Madre de todas las vir­tudes; así que, si cada mañana te dispones a tener un estado de grat­i­tud y clar­i­dad, podrás atraer lo mejor que puede ofre­certe el cere­bro y no dis­traerte de ello.


3. Activi­dad física exigente:

A pesar de todas las inves­ti­ga­ciones que demues­tran la impor­tan­cia del ejer­ci­cio, sola­mente un ter­cio de los hom­bres y mujeres naci­dos en Esta­dos Unidos, entre los 25 y 64 años de edad, prac­ti­can reg­u­lar­mente algún ejercicio.

Si quieres hacer parte de las per­sonas que son sanas, felices y pro­duc­ti­vas, toma la decisión de hacer ejer­ci­cio reg­u­lar­mente. Para algunos puede ser el gim­na­sio y una buena rutina, para otros salir a la calle y tro­tar algunos kilómet­ros, incluso, dis­eñar una rutina que puedes prac­ticar en tu patio.

Sin impor­tar lo que hagas, man­tén tu cuerpo en movimiento.

Se ha demostrado que el ejer­ci­cio reduce tus prob­a­bil­i­dades de deprim­irte, tener ansiedad y sen­tir estrés. Tam­bién está rela­cionado con el éxito que puedes alcan­zar en tu vida.


4. Con­sume 30 gramos de proteína:

Don­ald Lay­man, pro­fe­sor de nutri­ción de la uni­ver­si­dad de Illi­nois, recomienda que con­sumas 30 gramos por lo menos para tu desayuno. De forma sim­i­lar, Tim Fer­riss, en su libro The 4-Hour Body, tam­bién recomienda 30 gramos de pro­teína 30 min­u­tos después de levantarte.

De acuerdo a Tim, su padre hizo esto y rebajó casi 9 kilos en un mes.

Los ali­men­tos con alto con­tenido de pro­teína te hacen sen­tir “lleno” por un mayor can­ti­dad de tiempo, debido a que estos tar­dan más tiempo en salir de tu estó­mago. Adi­cional­mente, estos ali­men­tos mantienen con­tro­lada la azú­car en tu san­gre, lo cual pre­viene la “ham­bres instantáneas”.

Por otra parte, el con­sumo de estos ali­men­tos con­trolan tus deseos y ansias de car­bo­hidratos blan­cos, que son aque­l­los que te engor­dan como: tostadas, donas, bagels y demás…

Aquí tienes unas recomen­da­ciones para obtener la pro­teína que nece­si­tas durante el desayuno:

  • Con­sume por lo menos el 40% de tus calorías en proteína.
  • Hazlo con dos o tres huevos (cada uno tiene 6 gramos).
  • Si no te gusta el huevo, intén­talo con tocino de pavo, tocino o salchicha de cerdo orgánico.
  • Tam­bién podrías con­sid­erar tus suple­men­tos de proteína.

Si eres una de las per­sonas que evita las carnes y el huevo, exis­ten otras fuentes de pro­teína como legum­bres y semillas.


5. Toma una ducha fría

Tonny Rob­bins, famoso por su libro 7 sim­ples pasos hacia la lib­er­tad financiera, ini­cia cada mañana saltando a una piscina con un agua de 13 gra­dos centígrados.

¿Por qué haría esto?

La inmer­sión en agua fría facilita rad­i­cal­mente tu bien­es­tar men­tal y físico. Ahora, cuando lo haces de forma reg­u­lar, esto mejora tu sis­tema lím­bico, inmunológico, cir­cu­la­to­rio y respi­tario lo cual en el largo plazo mejora tu cal­i­dad de vida. Por si no sabías, tam­bién te ayuda a perder de peso ya que el agua fría activa tu metabolismo.

En el 2007, una inves­ti­gación encon­tró que tomar duchas frías reg­u­lar­mente puede ayu­dar a com­batir los sín­tomas de depre­sión, incluso de mejor man­era que los medica­men­tos. La expli­cación por la cual ese fenó­meno sucede, es que el agua fría activa una onda cerebral-emocional que te hace sen­tir feliz.

A pesar de estar leyendo todos estos ben­efi­cios, con seguri­dad estarás pen­sando en ese momento antes de entrar al baño y encon­trarte con esos hie­los cayendo de la ducha; ese solo sen­timiento te hace decir “quizás lo haga mañana, hoy quiero mi agua caliente”.

Así que lo mejor que puedes hacer es dejar de pen­sar, es dejar de imag­i­nar lo duro que puede ser. Para eso esta la piscina, porque lo difí­cil allí son los primeros 20 segun­dos, luego de que pasan todo vuelve a la normalidad.


6. Lee y escucha con­tenido que te inspire: 

Las per­sonas ordi­nar­ias bus­can entreten­erse. Las per­sonas extra­or­di­nar­ias bus­can edu­carse y apren­der. Es común que las per­sonas más exi­tosas del mundo se lean un libro nuevo cada sem­ana. En otras palabras:

Las per­sonas extra­or­di­nar­ias siem­pre están apren­di­endo.COM­PARTE EN TWIT­TER

Exis­ten grandiosos Audio Books que puedes escuchar mien­tras vas en tu carro, cam­i­nando o estando en el gim­na­sio. Incluso, sacar entre 15 y 30 min­u­tos cada mañana para leer infor­ma­ción que te inspire, informe e instruya puede cam­biarte: te pone en la zona de los grandes.

Con el tiempo habrás leído gran can­ti­dad de libros. Ten­drás conocimiento y enten­derás más de un tema; pen­sarás y obser­varás el mundo de una forma difer­ente. Podrás tener más conex­iones ya que tus conocimien­tos no se lim­i­tan a algún tema en específico.


7. Revisa tu visión de vida:

Tus obje­tivos deben estar escritos, no solo en tu mente. Corto y largo plazo, no importa. Esto te sirve para revisar tu visión de vida y tener un poco de per­spec­tiva de hacia donde quieres dirigirte.

Libros recomen­da­dos:

Si lees tus obje­tivos de largo plazo cada día, pen­sarás y tra­ba­jarás por ellos todos los días. Ten­er­los pre­sentes harán que se man­i­fi­esten en tu vida, de alguna u otra forma. Recuerda:

“Te con­ver­tirás en aque­llo en lo que pienses con­stan­te­mente. Cada día, cada min­uto, cada segundo de tu vida estás con­struyendo tu futuro con tu man­era de pen­sar”: Earl Nigthingale

Alcan­zar tus obje­tivos es una cien­cia; no hay ambigüedad o con­fusión, si planeas una estrate­gia y la eje­cu­tas alcan­zarás cualquier meta que te pro­pon­gas, no importa su tamaño. Sin embargo, una parte fun­da­men­tal es escribirla, así que saca el tiempo y prac­tica este punto.


8. Haz algo por tus obje­tivos de largo plazo:

La fuerza de vol­un­tad es como un mús­culo que se des­gasta entre más la ejercites. Lo mismo ocurre con tu habil­i­dad para tomar deci­siones de cal­i­dad, la cual se fatiga con el tiempo. Entre más deci­siones tomes, menor será su calidad–menos tu fuerza de voluntad.

Es por esto que debes hacer las cosas más difí­ciles en la mañana. Las más importantes.

Si no lo haces, sen­cil­la­mente nunca lo harás. Al final del día estarás cansado, exhausto y sin ganas de nada; ten­drás un mil­lón de razones para hac­erlo mañana. Así te irás todos los días–y nunca lo harás.

Tu mantra será Lo difí­cil primero. Haz aque­llo que nece­si­tas hacer, y hazlo nue­va­mente mañana. Esto solo te toma un paso; un paso que te acerca a tus obje­tivos de largo plazo y que te servirá para darte cuenta que esos sueños no están tan lejos como pensabas.


Por último

Después que hagas esto, sin impor­tar lo que hagas durante todo el día, ya habrás hecho lo más impor­tante. Tus acciones te han puesto en el camino hacia el éxito.

Hacer estas 8 cosas antes de las 8 AM te dará una mejor vida; serás mejor en tu tra­bajo, ten­drás mejores rela­ciones, serás más feliz, las per­sonas ten­drán más con­fi­anza en ti…tendrás mayor clar­i­dad en tu visión de vida.

En otras pal­abras, tu vida comen­zará a cam­biar inmediatamente.

fuente: emprendiendohistorias

Anuncios