https://k46.kn3.net/taringa/2/1/0/0/3/0/23/steam_/7C7.jpg

¡Qué coraje! Pero, es que le hierve la sangre a cualquiera con todo lo que pasó en el final de media temporada de la serie The Walking Dead del canal AMC.

Y para colmo, tenemos que esperar a febrero para saber el resto de la historia.

En este episodio, mientras unos morían dolorosamente, otros hacían las más absurdas estupideces poniendo en riesgo las vidas de todos y para colmo siguen vivos. ¡Ahhh!

Importante, para de leer ahora mismo si no viste el capítulo, pues te vamos a contar lo que pasó.

Spoilers Alert. 

 

Lo primero: ¡maldita sea Morgan!

No hay cómo describir la estupidez de este hombre que le ha dado con reformar a los delincuentes en este mundo caótico en el que los problemas abundan y añadirle, voluntariamente, nuevos líos a los días es puro masoquismo.

Morgan se enreda en una ridícula pelea con Carol por la vida de un W que él tiene “arrestado ” en el sótano de una casa en construcción. Es tan absurda esta pelea que mientras Morgan noquea a Carol, el delincuente lo noquea a él y la nueva doctora de Alexandría, que está viendo como todo pasa, no hace nada para intervenir. ¡Coraje!

Más vale que el daño que le hizo “Morgan” a “Carol” sea mínimo porque si no, se va a convertir en el personaje más odiado de la serie. ¿Hello? Carol es nuestra heroína.

Obviamente, el criminal “W” -que “Morgan” quería reformar- toma de rehén a la “doctora”, y aunque “Tara”, “Rosita” y “Eugene” llegan al rescate, no pueden hacer nada y el tipo se lleva a la chica rubia de espejuelos hacía dónde están todos los walkers. ¡Dame paciencia!

Todo esto está pasando mientras Alexandría se está llenando de Walkers por la torre que colapsó y tumbó parte de la verja. Normal.

Ó sea, no es suficiente con que están todos a punto de convertirse en el almuerzo de miles de zombies.  Alguien, por separado, tiene que añadirle drama a los refugios donde cada grupo se esconde de la manada de personas podridas.

Por eso vemos como otro idiota, en este caso “Ron”, el hijo mayor de “Jesse” quiere matar a “Karl” porque “Rick” mató a su padre. Es que ¿no puede esperar a otro momento para cobrar su venganza?

No, y gracias a su estupidez, los walkers comienzan a entrar a la casa en la que se refugiaron Michonne, Gabriel, Jesse y sus dos hijos, Rick y Karl y Deanna.

Y hablando de Deanna, bendito. Cuando ya le habíamos tomado un poquito de cariño a este personaje, zas, la mordieron.

Desde que el grupo de Rick llegó a Alexandría, esta mujer comenzó a perder todo lo que tenía y ahora perdió la vida. Primero murió uno de sus hijos, luego su marido, luego el control de Alexandría y ahora, pues ya sabemos.

Afuera, mientras todo este caos se desarrolla, Glenn sigue en su misión de convencer a “Enid” de regresar a Alexandría sin saber que su esposa por poco nos da un infarto cuando, huyendo de los walkers sube a un punto de vigilancia y por poco se cae.

Y entonces, volviendo a la casa donde se escondieron la mayoría de los sobrevivientes, Rick vuelve a utilizar el método de la primera temporada y el que usó Carol en la quinta, de llenarse de tripas de walkers para engañar a los zombies. Así todos terminan bañados en vísceras, incluso Sam, el más joven de la serie en este momento, que comparte la idiotez de los demás de Alexandría y se estaba matando de hambre en su habitación y ahora que está casi a salvo, fuera de la casa gracias al camuflaje de sangre podrida, se pone a querer hablar con su madre en medio de la manada de walkers. Que lo maten por cabrón.

Oye, y en otros temas, ¿no les parece que se están botando con el maquillaje de los walkers? La verdad es que me parece que están bastante creativos con los walkers de ahora.

Nada, así acabó esto y ahora a esperar tres meses para conocer cómo va a recuperarse Alexandría de todo esto y si Sam, por su urgencia de hablar con su madre mientras camina entre muertos vivientes, sobrevive un capítulo más.

Hasta Febrero.

Adelanto de próximo capitulo 6×09 (Negan is coming!!!)

Anuncios